La fluidez es el normal curso de la felicidad; los obstáculos paralizan, generan miedo, bajan la estima y limitan la conexión con las emociones. Conocer acerca de la compatibilidad que tenemos con nuestra pareja nos posibilita tener un vínculo más sano.