Esta terapia alternativa derivada de la acupuntura toma la oreja como la representación del cuerpo y desde allí estimula los distintos puntos con diferentes técnicas para que el cuerpo usando los propios recursos recupere el equilibrio y por ende, la salud.