Descubriendo el significado emocional y el origen metafísico de las enfermedades, se activan los códigos celulares que restauran el comportamiento saludable y mejoran la calidad de vida.