Incluyen terapia energética y de sanación espiritual; herramientas que sin duda no sólo aquietan y regeneran el cuerpo; ayudan también aclarando la mente y las emociones a resolver las encrucijadas que sorteamos a diario. Pruébalas!