Capacítate para colaborar con miembros de familia que necesitan mejorar la comunicación, resolver problemas de conducta de hijos, desacuerdos familiares, problemas mentales o adicción de algún integrante; para mejorar la dinámica, las relaciones y el clima en general.