También llamado “la fórmula de la felicidad” y “el secreto japonés para la longevidad” nos revela con conceptos sencillos, casi de sentido común; cómo establecer un propósito de vida que nos mantenga en actividad, armonía y fluidez por siempre. Disfrútalo, compártelo y fundamental: “ponlo en práctica”.