Este maravilloso sistema de interpretación mística Judía, nos explica por medio de su gráfico conocido: “El Árbol de la Vida”, tanto el macro como el microcosmos en alegoría al A. Testamento y con profundas enseñanzas esotéricas para el bienestar del cuerpo y el alma.