Este moderno enfoque de la psicología entre humanista y espiritual, integra los aspectos trascendentes de la experiencia humana, “todo lo que está más allá…” junto a los procesos del psiquismo, para favorecer el desarrollo y la transformación personal.